El triangulo de las Bermudas Español.



El islote de Es Vedrà, situado al suroeste de la isla de Ibiza, España, encierra un sinfín de leyendas y testimonios de carácter misterioso. Isleños, pescadores e investigadores aseguran haber presenciado en sus alrededores avistamientos y fenómenos paranormales.
Con 385 metros de altura, unas paredes casi verticales a este islote se le compara con una catedral gótica sumergida en las aguas, se dice que es un extraordinario acumulador de energía como puede ser el caso de las pirámides de Egipto, Stonehege,etc.
En Es Vedrá no crece casi vegetación y sólamente es habitada por alguos grupos de cabras salvajes.



Al parecer algunos investigadores de los fenómenos paranormales sostienen que el lugar, que fue declarado Parque Natural en el año 2002, forma parte, junto al Peñón de Ifach (en Calpe, Alicante) y la costa suroeste de la isla de Mallorca (la mayor de las Baleares), del llamado ""Triángulo del Silencio"", una zona de unas características similares al conocido Triángulo de las Bermudas.Varios pescadores han afirmado haber visto pasar por debajo de sus embarcaciones objetos extraños mientras navegaban por las aguas cercanas a Es Vedrà.Algunos nadadores, entre ellos el campeón de España de caza submarina José Amengual, gran conocedor de las aguas mediterráneas, han constatado haber sentido extraños ""ruidos metálicos"" de una gran intensidad en las profundidades de sus aguas y haber visto a ""bandadas de peces cambiar de rumbo"" al escuchar tales sonidos.

Imagen del peñon de Ifach:


Muchos isleños recuerdan con sorpresa el llamado ""Caso Manises"", uno de los avistamientos ovnis más importantes de España. Este es el caso del periodista y escritor ibicenco Josep Riera, uno de los máximos responsables de la difusión de los mitos que asolan al místico islote.



Riera, que trabajó entre los años 1973 y 1986 en el Diario de Ibiza,comenta que fue precisamente el día 11 de noviembre de 1979 (a las 11 p.m. del día 11 del mes 11) cuando un avión que se dirigía desde Palma de Mallorca a Tenerife se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso en el aeropuerto valenciano de Manises después de haberse visto acosado durante más de ocho minutos por un objeto volador no identificado ``justo en la mismísima vertical del islote Es Vedrà"".



Riera tambien comenta que "El gran responsable del clima de espiritualidad de la zona y de que, poco a poco, creciera la `leyenda" sobre Es Vedrà es el padre carmelita Francisco Palau, que estuvo en esa peña como ermitaño en la segunda mitad del siglo XVIII, tras ser desterrado a Ibiza desde Cataluña"".

El padre Palau, fundador del monasterio de las Carmelitas Misioneras en la localidad ibicenca de Es Cubells y responsable de la ""recristianización"" de la isla de Ibiza, relató en una de sus obras algunas de las numerosas experiencias y visiones que vivió en el islote entre los años 1854 y 1860 como avistamientos de ""damas de luz"" y ``seres celestiales"".



Un aura de misterio siempre ha rodeado a Es Vedrá. Para los cartagineses era la isla sagrada de Tanit – su diosa del amor. Antes aún, hace miles de años, Es Vedrá y el pequeño islote de Es Vedranell estaban según parece unidos a la isla de Ibiza. La leyenda dice que después fueron separados para que Es Vedrá pudiera servir de protector a la más grande, Ibiza.